Nuevo estudio sobre la rotación cometaria y el ISON.

Los Cambios de Rotación en un Cometa pueden ser predichos con mayor exactitud.
4 de Septiembre de 2013.

fp_hartley2
Samarasinha y Mueller estudiaron varios cometas e incluso el Hartley 2, mostrado aquí en la foto, para desarrollar un modo de predecir cambios rotacionales en los cometas. Crédito: NASA/JPL-Calthech/UMD

Los investigadores del Instituto de Ciencias Planetarias (PSI) han descubierto un modo de predecir los cambios de los estados rotacionales de un cometa que podrían ayudar a los científicos a aprender más sobre el próximo cometa C/2012 S1 (ISON), que pasará por el Sol el 29 de noviembre próximo y que ha atraído la atención de todo el mundo porque puede llegar a suficientemente brillante como para ser visto a ojo desnudo -protegidos obviamente de los rayos solares directos-.

Los científicos Nalin H. Samarasinha y Beatrice E. A. Mueller han determinado que tales cambios son en función del tamaño del cometa, período y energía solar que este recibe, pero sorprendentemente no era en función de la fracción (%) de la superficie activa del núcleo cometario, según un papel publicado en el Astrophysical Journal Letters.

“Sufren más cambios si hay más energía solar y menos cambio en primer lugar si este gira más rápidamente o si este es en realidad un cometa mucho más grande en tamaño. Los cometas más grandes y con rápida rotación no van a cambiar mucho su estado rotacional o en el spin,” dijo Samarasinha. “Esperábamos que la fracción de la superficie del cometa que se activa por la energía solar acumulada, también sería un factor de contralor, pero resultó no ser el caso.”

Los cambios en la rotación o giro sobre su eje ocurren debido a la torsión generada por la reacción del núcleo y que es motorizada por la emisión de gases (jets o chorros) que van en creciente aumento a medida que el cometa se va acercando al Sol. Investigando los cambios en los períodos de rotación de cuatro cometas como el Encke, Tempel 1, Tempel 2 y Hartley 2; donde el segundo y el cuarto ya tenían claros registros por los vuelos de las  recordadas naves espaciales de la NASA – Samarasinha y Mueller descubrieron una relación simple usando su tamaño, el período rotatorio y la cantidad de luz solar recibida que reproducían la magnitud de esos cambios.

“Los períodos de rotación y sus cambios son importantes no sólo para investigar la evolución física de los cometas, sino también para la planificación detallada de las futuras misiones espaciales con destino a los cometas,” dijo Samarasinha.

Ahora aplicando su método al Cometa ISON, Samarasinha y Mueller concluyen que tendrá una alta rotación y se convertirá en un objeto en “caída” cuando se acerque tanto al Sol. El Cometa ISON llegará a 1,2 millones de km de la superficie del Sol – aproximadamente tres veces la distancia entre la Tierra y la Luna-.

El spin-up del ISON podría causar el derramamiento del material del núcleo cuando esté sujeto a las tremendas mareas solares y el calentamiento intenso recibido durante su paso por las cercanías del Sol.

“Estos probables desprendimientos de la masa cometaria pueden causar interesantes fenómenos para los astrónomos, pero esperamos que el núcleo del cometa ISON sea lo suficientemente grande como para evitar una desintegración completa –un resultado bastante común en muchos cometas del tipo sungrazing” dijo Mueller.

Fuenet: http://www.psi.edu/news/press-releases

Anuncios

Acerca de Luis Mansilla

Espacio dedicado al estudio y observación de estos Cuerpos Menores del Sistema Solar.

Publicado el 04/09/2013 en cometas, comets, Publicaciones. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en Nuevo estudio sobre la rotación cometaria y el ISON..

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: