¡El GIADA “toca” el polvo del cometa 67P!

GIADA

Representación del recolector de polvo cometario GIADA. El recuadro muestra una imagen tomada con un microscopio analógico estéreo de los granos de polvo que se usa en el laboratorio para la calibración del GIADA. La imagen fue elaborada con material del consorcio del GIADA M. Ferrari y V. Galluzzi. Crédito: ESA/Rosetta/GIADA/Univ Parthenope NA/INAF-OAC/IAA/INAF-IAP.

Fuente: http://blogs.esa.int/rosetta/2014/08/13/giada-touches-the-comet/

Traducción a cargo del nuevo colaborador de la Sección: Alberto Anunziato (Paraná, Argentina)

El Grain Impact Analyser and Dust Accumulator-GIADA (analizador de impacto de partículas y acumulador de polvo), detectó sus primeras partículas de polvo. Es la primera vez en la historia de la exploración espacial cometaria que se recoge polvo tan cerca del núcleo y tan lejos del Sol.

GIADA es uno de los tres instrumentos a bordo de la Rosetta, junto con COSIMA y MIDAS, que tienen como objetivo obtener información sobre el polvo asociado con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. La función de GIADA es medir el número, masa, momento y velocidad de distribución de las partículas de polvo en las cercanías del cometa, así como la identificación de las áreas de emisión de polvo en la superficie del mismo.

Las partículas de polvo cometario son una combinación de silicatos, compuestos orgánicos y otros componentes menores. Estas partículas están encapsuladas en los distintos tipos de hielo presentes en el núcleo y son liberadas cuando el hielo sublima (cambia a gas) al contacto con el calor del Sol. Las partículas de polvo forman parte de la coma que envuelve el cometa y posteriormente formarán parte de su cola.

A principios de este mes GIADA detectó las primeras cuatro partículas en su sensor de impacto (Impact Sensor). La primera detección fue el 1 de Agosto, cuando Rosetta estaba a 814 km. del 67P/C-G y a 543 millones de kilómetros del Sol. Se detectaron tres impactos posteriores de partículas de polvo los días 2, 4 y 5 de agosto, a distancias de 603, 286 y 179 km. del cometa respectivamente.

Se necesitan detectar muchas más partículas de polvo antes de poder caracterizar con más detalle el entorno de polvo de la coma, pero con estos cuatro impactos se puede realizar un cálculo preliminar.
El primer impacto tuvo un momento medido en 9.8 x 10–10 (± 1 x 10–10) kg m/s, justo por arriba del límite de detección del sensor de impacto (Impact Sensor) de GIADA. La detección fue ayudada por el movimiento relativo de la sonda hacia el 67P/C-G, que era de alrededor de 3.5 m/s, lo que incrementó la velocidad de la partícula respecto de la sonda. Luego del encuentro, la velocidad relativa es de menos de 1 m/s y tanto el cometa como Rosetta orbitan el Sol a 15 km/s aproximadamente.

A partir de los momentos estimados para cada impacto se pudo determinar el tamaño de las partículas obtenidas, que varían entre unas pocas decenas de micrones (comparable al ancho de un cabello humano) y centenares de micrones (0.35 millímetros).
A partir de este análisis preliminar se puede inferir que el polvo circundante al cometa en la actual posición respecto al Sol parece tener una densidad igual, o incluso superior, a la estimada por el modelo desarrollado por el equipo del instrumento GIADA para simular el desempeño de los instrumentos de captura de polvo de la Rosetta a la misma distancia.

La emisión de polvo se incrementará cuando Rosetta y GIADA se acerquen al cometa y éste se vuelva más activo al acercarse al Sol. Durante el curso de la misión GIADA suministrará una visión general del polvo circundante y de su evolución en el tiempo.
Además, GIADA suministrará datos a otros instrumentos de la Rosetta y ayudará a mejorar los modelos de polvo de la coma utilizados en apoyo de las operaciones de aterrizaje de Philae.

GIADA también será importante para la seguridad y el correcto funcionamiento de Rosetta y sus instrumentos, suministrando información sobre las tasas de deposición de polvo en los instrumentos ópticos y partes críticas de la sonda como los paneles solares.

Por el momento, el equipo de la misión está contento por haber logrado finalmente detectar partículas de polvo “tocando” el núcleo del cometa, aunque a cierta distancia, y por haber comenzado la investigación del polvo circundante.

Anuncios

Acerca de Luis Mansilla

Espacio dedicado al estudio y observación de estos Cuerpos Menores del Sistema Solar.

Publicado el 15/08/2014 en Astronomia Cometaria, Comet News, cometas, núcleos cometarios, Noticias cometarias. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en ¡El GIADA “toca” el polvo del cometa 67P!.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: