La Búsqueda de moléculas orgánicas en la superficie del 67P

PTOLEMY_busqueda-materia-organica

Focus on Ptolemy. Credits: ESA/ATG medialab

Para los científicos que participan en proyectos grandes y complejos como Rosetta, siempre hay un período encantador al principio cuando, sin las limitaciones de la realidad práctica, es posible soñar. Y así fue que hubo un tiempo en que los científicos soñaban con tener un módulo de aterrizaje con la capacidad de saltar alrededor de la superficie de un cometa. De esta manera sería posible hacer mediciones de diferentes partes de la cometa. Curiosamente, esta oportunidad no planificada se presentó el 12 de noviembre de 2014, cuando aterrizó Philae no una, sino tres veces en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El instrumento Ptolomeo en Philae es un espectrómetro de masas compacto diseñado para medir la composición de los materiales que componen el 67P/CG, con un enfoque particular en las moléculas orgánicas y componentes minerales. A principios de 2014, Ptolomeo había recogido datos a distancias de 15 000, 13 000, 30, 20, y 10 kms. del cometa, mientras Philae estaba todavía unido a Rosetta.

Pero del 12 al 14 de noviembre, junto con otros instrumentos en el módulo de aterrizaje, Ptolomeo tuvo la oportunidad de operar en más de un lugar en la superficie del cometa.

OSIRIS_spots_Philae_drifting_across_the_cometPtolomeo realizó sus primeras mediciones de “olfateó” en el cometa justo después de la toma de contacto inicial de Philae. En casi exactamente el mismo momento, la cámara OSIRIS de Rosetta fotografiaba a Philae volando de nuevo por encima de la superficie después del primer rebote.

Más tarde, cuando Philae se detuvo en su lugar de aterrizaje final, Ptolomeo realizó seis conjuntos de mediciones posteriores, olfateando la atmósfera del cometa en la superficie entre el 13 y 14 de noviembre. Por último, se llevó a cabo también un experimento ligeramente diferente el 14 de noviembre, que se completó sólo 45 minutos antes de que Philae entrara en hibernación cuando su batería principal se agotó.

Para este experimento llevado a cabo con el “último suspiro”, el equipo utilizó un horno especializado, el llamado horno “CASE”, para determinar la composición de volátiles (y tal vez algún partículas) que se habían acumulado. El equipo de Ptolomeo también utilizó la oportunidad para reconfigurar sus procedimientos analíticos, para ver si podían hacerse algunas mediciones isotópicas. Por desgracia, no había ninguna posibilidad de utilizar Ptolomeo en conjunto con DS2, sólo estaba disponible su instrumento hermano, el COSAC, dada la potencia y el tiempo disponible limitados.

Ptolemy_table-1024x605

Debido al relativamente alto consumo de Ptolomeo, fue una carrera contra el reloj. La batería tuvo que aguantar, tanto para llevar a cabo las mediciones como para transmitir los datos a Rosetta y luego a casa. Para los involucrados, es difícil de describir las emociones compartidas en ese día, sin poder hacer nada viendo el voltaje acercarse a su fin.

Sin embargo, la noticia excelente es que Tolomeo definitivamente obtuvo datos de sus diversas paradas en el cometa. Sin embargo, los datos son complejos y requieren un análisis cuidadoso que tomará tiempo. También, debido a que el instrumento fue operado de una manera no prevista inicialmente, será necesario volver al laboratorio para hacer algunas pruebas simuladas y asegurar que los datos obtenidos en el cometa con configuraciones similares puedan entenderse.

En primera instancia, sin embargo, el equipo se concentrará en los datos adquiridos inmediatamente después de la primera toma de contacto. Será fascinante comparar el rico espectro de compuestos orgánicos detectados por Ptolomeo con las mediciones hechas por COSAC unos 14 minutos más tarde.

El equipo de Ptolomeo tiene un montón de preguntas. ¿Cuáles compuestos orgánicos están presentes y en qué proporciones? ¿Qué cambios se produjeron en los distintos conjuntos de mediciones? ¿Qué nos dicen estos datos sobre la composición de los 10-20 cms. de polvo de la superficie que fue expulsado durante el primer rebote? ¿Y qué pueden estos materiales decirnos acerca de la composición fundamental de los cometas?

El equipo está a la espera de hacer estos análisis en los próximos meses y compartir los resultados.

Fuente: http://blogs.esa.int/rosetta/2014/12/02/the-quest-for-organic-molecules-on-the-surface-of-67pc-g/

Traducción: Alberto Anunziato (Paraná, Argentina). “Colaborador” de la Sección Cometas.

Anuncios

Acerca de Luis Mansilla

Espacio dedicado al estudio y observación de estos Cuerpos Menores del Sistema Solar.

Publicado el 04/12/2014 en Comet News, cometas, comets, Detalles del núcleo del 67P, núcleos cometarios, Noticias cometarias, Philae en el 67P. Añade a favoritos el enlace permanente. Comentarios desactivados en La Búsqueda de moléculas orgánicas en la superficie del 67P.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: