Cometas gigantes podrían poner en peligro la vida en la Tierra

Phoebe-satelite200km-SaturnoEstán tan distantes de la Tierra que los Centauros aparecen como puntos de luz, incluso en los telescopios más grandes. Phoebe, el satélite de 200 kilómetros de diámetro de Saturno es probablemente un Centauro capturado por la gravedad de ese planeta en algún momento en el pasado. Hasta que se envíen naves espaciales a visitar otros centauros, sabemos cómo se ven por imágenes como ésta, obtenida por la sonda espacial Cassini que orbita a Saturno. La nave espacial New Horizons de la NASA, después de haber sobrevolado Plutón hace seis meses, realizará una aproximación a un objeto trans-neptuniano de 45 kms. de tamaño a finales de 2018. Crédito: JPL-Caltech / Space Science Institute de la NASA

Un equipo de astrónomos del Observatorio Armagh y de la Universidad de Buckingham informa que el descubrimiento de cientos de cometas gigantes en el sistema planetario exterior en las últimas dos décadas significa que estos objetos representan un peligro mayor para la vida que los asteroides. El equipo, compuesto por los profesores Bill Napier y Duncan Steel de la Universidad de Buckingham, el profesor Mark Bailey y el Dr. David Asher del Observatorio Armagh, publicó el resumen de sus investigaciones recientes en la edición de diciembre de la revista “Astronomy and Geophysics”, la revista de la Royal Astronomical Society.

Estos cometas gigantes, llamados centauros, se mueven en órbitas inestables que cruzan los caminos de los planetas exteriores masivos Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Los campos gravitacionales planetarios ocasionalmente pueden desviar estos objetos hacia la Tierra.

Los Centauros tienen típicamente 50 a 100 kilómetros de diámetro y uno sólo de ellos contiene más masa que toda la población de asteroides que cruzan la Tierra encontrados hasta la fecha. Los cálculos de la velocidad a la que los centauros entran en el sistema solar interior indican que uno será desviado hacia un camino que cruza la órbita de la Tierra alrededor de una vez cada 40.000 a 100.000 años. En el espacio cercano a la Tierra se espera que se desintegren en fragmentos grandes y en polvo, inundando el sistema solar interior de escombros del cometa y haciendo los impactos en nuestro planeta inevitables.

Trastornos graves del medio ambiente terrestre y las interrupciones en el progreso de las civilizaciones antiguas, junto con nuestro creciente conocimiento de la materia interplanetaria en el espacio cercano a la Tierra, indicarían la llegada de un Centauro hace alrededor de 30.000 años. Este cometa gigante habría sembrado el sistema planetario interior con restos que van en tamaño desde polvo hasta fragmentos de varios kilómetros de diámetro.

Episodios específicos de agitación del medio ambiente entre los años 10.800 AC y 2300 AC, identificados por los geólogos y paleontólogos, también son consistentes con esta nueva comprensión de las poblaciones cometarias. Algunas de las mayores extinciones masivas en el pasado distante, por ejemplo la muerte de los dinosaurios hace 65 millones de años, pueden también estar asociadas con esta hipótesis de un cometa gigante.

El profesor Napier comenta: “En las últimas tres décadas hemos invertido mucho esfuerzo en el seguimiento y análisis del riesgo de una colisión entre la Tierra y un asteroide Nuestro trabajo sugiere que tenemos que mirar más allá de nuestro vecindario inmediato también, y mirar más allá de la órbita de Júpiter para encontrar centauros. Si estamos en lo cierto, entonces estos cometas distantes podrían ser un peligro grave, y es el momento para entenderlos mejor”.

Los investigadores también han descubierto pruebas de distintos campos de la ciencia en apoyo de su modelo. Por ejemplo, las edades de los cráteres submilimétricos identificados en rocas lunares traídas por el programa Apolo se remontan casi todos a menos de 30.000 años, lo que indica un gran aumento en la cantidad de polvo en el interior del sistema solar desde entonces.

Fuente: Royal Astronomical Society (RAS) Diciembre 22. http://www.sciencedaily.com/releases/2015/12/151222082339.htm

Traducción de Alberto Anunziato. Colaborador de la Sección Cometas y actual Coordinador General de la Sección Lunar de la LIADA

NOTA ADICIONAL: Entre los Centauros podría haber tanto Asteroides como Cometas -especulación personal que trata de ser equidistante-. El tema de los Objetos del Cinturón de Kuiper es muy apasionante y ahonda sobre los orígenes y evolución del Sistema Solar. En estos tiempos han comenzado a aparecer mucho material sobre esto: observaciones, registros, información y trabajos de investigación que los diversos grupos de científicos hacen que sus posturas y opiniones sean diversas. En este artículo enfatizan a que los centauros o que estos centauros son cometas. Luis Mansilla.

Acerca de Luis Mansilla

Espacio dedicado al estudio y observación de estos Cuerpos Menores del Sistema Solar.

Publicado el 27/12/2015 en Centauros de origen cometario y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en Cometas gigantes podrían poner en peligro la vida en la Tierra.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: