¿Produjo un cometa la señal “Wow!”?

¿Produjo un cometa la señal “Wow!”?

Big-Ear-signal-radio-Wow!-1977La historia detrás de la famosa señal “Wow!” tiene una cualidad misteriosa que ha inspirado un sinnúmero de encuentros con extraterrestres de ciencia ficción y es a menudo ensalzada como una de las piezas más fuertes de evidencia de que no estamos solos en el universo.

Sin embargo, su origen en una “inteligencia extraterrestre” ha sido cuestionado desde aquella noche de fábula del 15 de agosto de 1977 (22:16 UT) cuando el astrónomo Jerry Ehman utilizaba el radiotelescopio Big Ear de la Ohio State University para barrer los cielos en busca de señales que pudieran haberse originado en una civilización extraterrestre.

En esa noche, Ehman encontró algo. Y desde esa noche, los astrónomos han estado tratando de averiguar lo que significa.

Apuntando en la dirección de un sistema de 3 estrellas llamado Chi Sagittarii, en la constelación de Sagitario, Big Ear detectó una ráfaga de ondas de radio de 72 segundos, una señal mucho más fuerte que el ruido de fondo. En la impresión de la computadora del observatorio, Ehman hizo un círculo alrededor de la ráfaga y anotó la famosa exclamación “Wow!”

Este entusiasmo no era una exageración, era ese tipo de señal el que estaba buscando, el tipo de señal que los astrónomos creen que una civilización extraterrestre tecnológicamente capaz puede producir.

La impresión de Big Ear contiene un montón de letras y números aparentemente aleatorios, pero el círculo de tinta roja de Ehman engloba los dígitos “6EQUJ5” con otros círculos alrededor de un “6” y “7” en columnas separadas. Este código particular utiliza en primer lugar el número 1 -9 y luego el alfabeto AZ para indicar la intensidad de señal. Como sugiere la ráfaga, la intensidad de la señal alcanzó a “6” y luego se aceleró hasta llegar a un pico de “U” antes de remitir de nuevo en la escala numérica a”5″. Hubo entonces una ligera onda siguiendo la señal principal (de ahí los círculos para “6” y “7”).

Sin embargo, desde ese día en 1977 no se replicó la detección de una señal de tal intensidad. Incluso después de que el Instituto SETI fuera fundado en 1984, y  de que se hayan realizado innumerables esfuerzos para encontrar otra ráfaga de radio como la señal “Wow!”, los astrónomos se han enfrentado con el silencio en el cosmos; un problema que sólo ha servido para intensificar el malestar sobre la Paradoja de Fermi.

Ahora, Antonio París del St Petersburg College, Florida, un ex analista del Departamento de Defensa de Estados Unidos, espera resolver el misterio y sospecha que un fenómeno cósmico completamente diferente es el culpable.

En una entrevista con The Guardian.com, París dice se propuso investigar y encontrar otra explicación posible para la señal “Wow!” y localizó a dos cometas “sospechosos” que pueden haber estado en las inmediaciones de Chi Sagittarii el 15 de agosto de 1977. Curiosamente, estos cometas, llamados 266P/Christensen y 335P/Gibbs, sólo fueron descubiertos en 2006 y 2008, por lo que no se consideraron como posibles causas de la señal en el año 1977, ya que nadie sabía de su existencia.

Pero ¿qué tienen que los cometas con ráfagas de radio errantes?

La señal “Wow!” se registró en la banda de 1420MHz de frecuencia de radio. Da la casualidad de que el hidrógeno neutro cósmico irradia de forma natural en esta frecuencia – por lo que es una señal abundante que se utiliza comúnmente en la astronomía. Esto no es casualidad; usando la lógica de los cazadores de civilizaciones extraterrestres, si hubiera una especie extraterrestre que deseara hacer contacto: ¿qué frecuencia utilizaría? En primer lugar, ya que sólo nos tenemos a nosotros mismos para encontrar la lógica extraterrestre, tenemos que asumir que los hipotéticos alienígenas probablemente usarían ondas de radio. En segundo lugar, si están utilizando ondas de radio para comunicarse con nosotros, lo más probable es que utilicen una frecuencia que otros alienígenas inteligentes pudieran sintonizar. 1420MHz sería una señal potencialmente universal para comunicarse.

El problema es que los cometas contienen grandes cantidades de hidrógeno en sus atmósferas. ¿Y si la señal “Wow!” fue en realidad causada por el paso de un cometa a través del campo de visión del radiotelescopio, generando una poderosa fuente de ondas de radio?

En 2017, el cometa 266P volverá a pasar enfrente de Chi Sagittarii y el cometa 335P lo hará al año siguiente, y París quiere poner a prueba esta hipótesis. Por desgracia, los radiotelescopios existentes ya están reservados, por lo que tiene que comprar o construir su propia antena de radio antes de los encuentros cósmicos. Ha organizado una campaña de crowdfunding para recaudar los 20.000 dólares que necesita, habiendo recaudado buena parte de dicha suma.

Puede ser una posibilidad remota, pero así es el camino de muchos estudios astronómicos, antes de hacer un descubrimiento tenemos que descartar todas las hipótesis posibles. Si el experimento de París resulta y la señal “Wow!” fue en realidad causada por la interferencia de un cometa no descubierto, el universo se hará un poco más silencioso, haciendo la paradoja de Fermi aún más desconcertante.


Traducción de Alberto Anunziato (Colaborador de la Sección Cometaria) del original publicado en: http://news.discovery.com/space/alien-life-exoplanets/alien-wow-signal-could-soon-be-explained-160418.htm

Anuncios

Acerca de Luis Mansilla

Espacio dedicado al estudio y observación de estos Cuerpos Menores del Sistema Solar.

Publicado el 30/04/2016 en cometas con ráfagas de radio errantes? y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Comentarios desactivados en ¿Produjo un cometa la señal “Wow!”?.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: