Anillo de gas y polvo alrededor de Fomalhaut

ALMA encuentra un anillo helado alrededor de un joven sistema de planetas

por Amelia Ortiz · Publicada 22 mayo, 2017 ·
22/5/2017 de CfA / Astrophysical Journal


Imagen en varias bandas del sistema estelar de Fomalhaut. Los datos de ALMA (en color naranja) revelan el disco de escombros lejano y excéntrico, nunca antes observado en detalle. El punto central es la emisión no resuelta de la estrella, que tiene unas dos veces la masa de nuestro Sol. Los datos ópticos del telescopio espacial Hubble se muestran en azul; la región oscura es una máscara coronográfica, que filtra el brillo no deseado de la estrella central. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), M. MacGregor; NASA/ESA Hubble, P. Kalas; B. Saxton (NRAO/AUI/NSF).

Un equipo internacional de astrónomos ha obtenido con ALMA la primera imagen completa en longitudes de onda milimétricas del anillo de escombros polvorientos que rodea la joven estrella Fomalhaut. Esta banda notablemente bien definida de escombros y gas es probablemente el resultado de exocometas chocando entre sí cerca de las periferias de un sistema planetario a 25 años-luz de la Tierra. Observaciones anteriores de Fomalhaut obtenidas por ALMA cuando el telescopio se hallaba todavía en fase de construcción, en 2012, habían revelado sólo la mitad del disco.  Las nuevas observaciones con ALMA, además de ofrecer una impresionante imagen completa de esta banda resplandeciente de cascotes, también sugiere que existen parecidos químicos entre sus componentes helados y los cometas de nuestro propio Sistema Solar.

Los discos de escombros son habituales alrededor de estrellas jóvenes y representan un periodo muy dinámico y caótico en la historia de un sistema solar. Los astrónomos piensan que son creados por colisiones de cometas y otros planetesimales en las regiones exteriores de un sistema planetario formado recientemente. Los escombros sobrantes de esas colisiones absorben luz de la estrella central y vuelven a radiar la energía en forma de un resplandor tenue en longitudes de onda milimétricas que puede ser estudiado con ALMA.

Utilizando los nuevos datos de ALMA y simulaciones por computadora detalladas los investigadores consiguieron calcular la posición precisa del disco, así como su anchura y geometría. Estos parámetros confirman que un anillo así de estrecho es probablemente producido por la influencia gravitatoria de los planetas del sistema, señala Meredith MacGregor (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics).

Utilizando el mismo conjunto de datos, pero centrándose en señales milimétricas emitidas de manera natural por moléculas en el espacio, los investigadores detectaron también grandes reservas de gas de monóxido de carbono en el disco de escombros. “Estos datos nos han permitido determinar que la abundancia relativa de monóxido de carbono más dióxido de carbono alrededor de Fomalhaut es la misma que encontramos en cometas de nuestro Sistema Solar”, explica Luca Matrà (Universidad de Cambridge, UK). “Este parentesco químico puede indicar una similitud en las condiciones de formación de los cometas entre las periferias de este sistema planetario y el nuestro”. Matrà y sus colaboradores piensan que este gas ha sido expulsado por choques continuos entre cometas, o que es resultado de un solo impacto grande entre supercometas cientos de veces más masivos que el Hale-Bopp.

[Fuente Noticia]

Anuncios

Acerca de Luis Mansilla

Espacio dedicado al estudio y observación de estos Cuerpos Menores del Sistema Solar.

Publicado el 22/05/2017 en gas y polvo en Fomalhaut y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. hola amigos, saludos desde CLUB DE ASTRONOMIA LOS ROBLES en Maracaibo,Venezuela, excelente articulo, gracias, va a ser el tema de la clase de esta semana !! gracias mil !! saludos

A %d blogueros les gusta esto: