Recomendaciones para las estimas visuales

Estimaciones visuales – Resumen

Para realizar estimaciones visuales útiles, debe aplicarse la correcta metodología de observación, en lo tocante a instrumental, método y estrellas de comparación.

La principal referencia para todo lo relativo a la observación visual es la “ICQ Guide to Observing Comets” (1997, Daniel Green). Es una pena que esté agotada, aunque Green lleva largo tiempo preparando una actualización. Hay mucha otra bibliografía recomendable, en papel y en la red.

No obstante, en las páginas web del ICQ (entre otras) está bastante de lo principal:

– Respecto a los métodos de estimación de la magnitud total m1: su uso no depende primariamente de si el cometa es más o menos brillante, sino principalmente del grado de condensación. Para cometas difusos, el recomendado es el método de Sidgwick, el más habitual. Para cometas bastante condensados, y suficientemente brillantes, el método de Bobrovnikoff. El método de Morris cubre el tramo intermedio. Para cometas muy condensados o de apariencia casi estelar para el aumento utilizado (ya sea a simple vista, con binoculares o telescopio), puede utilizarse el método “In-focus”, comparando directamente al cometa enfocado con las estrellas de referencia. El método Beyer de extinción extrafocal no está recomendado.

Todo ello está expuesto en varias páginas del ICQ: .

“Brief Introduction to Comet Photometry” : http://www.icq.eps.harvard.edu/cometphot.html .

“Further Helpful Hints Concerning Cometary Photometry” : http://www.icq.eps.harvard.edu/CometMags2.html .

“Visual Magnitude-Estimation Methods for Comets” : http://www.icq.eps.harvard.edu/ICQMM.html .

– Respecto a los catálogos de estrellas de comparación: La lista completa de catálogos recomendados está en :

“Recommended (and condemned) sources for stellar magnitudes” : http://www.icq.eps.harvard.edu/ICQRec.html .

Por resumir: el más accesible, y recomendado, es el Tycho-2 (abreviatura TK para el ICQ), hasta la magnitud 11. Por encima de la 11, actualmente recomendable es el APASS de la AAVSO (abreviatura AQ). Entre otras fuentes recomendables por encima de la mag. 11, empleadas en el pasado antes de estar disponible el APASS, cabe citar, entre otros, a los campos fotométricos Henden (HN) y la fotometría TASS (TA).

No recomendables, entre muchos otros, son el muy difundido Guide Star Catalog (GSC, código HS en el ICQ), el más antiguo SAO (código S), y los catálogos USNO o similares para fotometría CCD.

Reinder Bouma ha hecho en los últimos años un importante trabajo para hacer accesible esta fotometría recomendada (APASS, Henden, TASS y otras), en ficheros que pueden incorporarse al software de GUIDE. Tales ficheros están disponibles en:

“Astrosite Groningen” : http://home.planet.nl/~DIJK1587/Comp_stars.htm .

– Por último, y muy importante: es primordial utilizar el instrumento adecuado en función de la magnitud y morfología del cometa. Con caracter general, debe utilizarse el instrumento que nos permita observar el mayor diámetro accesible de coma, utilizando los menores aumentos posibles, adecuando la pupila de salida del instrumento al ojo humano adaptado, tras el suficientemente largo periodo de oscuridad. Lo que no es recomendable es utilizar un ocular de muchos aumentos para estimar la magnitud total m1 de un cometa difuso. Por supuesto, todo ello depende de la calidad del cielo. Hemos hablado frecuentemente, todos estos años, sobre la importancia de buscar cielos oscuros, tema tristemente condicionado por la contaminación lumínica.

En mi experiencia personal, y como ya he comentado en alguna otra ocasión, he venido utilizando habitualmente para las estimaciones de m1 :

– simple vista, para cometas brillantes hasta la magnitud 5 – 6.

– monocular o binoculares 4×30 (o similares que permitan un gran desenfoque), para cometas brillantes muy difusos de gran coma (ejs. 17P, 103P).

– binoculares 7×50 – 10×50 en el rango de mags. 6 – 8.

– binoculares 11×80 y 25×100 en el rango 8 – 9, hasta 10 en ocasiones.

– telescopio de 20 cm en el rango 10 – 15, entre 35 y 133 aumentos normalmente, y tan sólo superior (hasta 222x) en los casos que sea necesario, caso de cometas débiles de pequeña coma.

Evidentemente, este apartado depende de la morfología del cometa, y de la calidad del cielo, como queda dicho.

Juan José González Suárez (España)


Comento ahora la forma en que envío habitualmente las medidas al ICQ.

– Para la página web del ICQ, “Recent Comet Brightness Estimates” (http://www.icq.eps.harvard.edu/CometMags.html), el sencillo formato es el que aparece en la página (http://www.icq.eps.harvard.edu/CometMags1.html). Tomando como ejemplo mis estimaciones del C/2011 F1 y 168P del pasado 5 de Octubre, sería :

C/2012 J1 (Catalina):
2012 Oct. 5.87, 12.8, 0′.8 (J. J. Gonzalez, Leon, Spain, 0.20-m reflector);

168P/Hergenrother:
2012 Oct. 5.85, 9.6, 5′ (J. J. Gonzalez, Leon, Spain, 25×100 binoculars);

Estas cuatro líneas ( nombres de los cometas y estimaciones ) , en formato texto, se remiten a la dirección < icqcsc@eps.harvard.edu >, poniendo como cabecera del mensaje los cometas observados, en este caso “C/2012 J1, 168P”.

Archivo txt modelo del envío al ICQ ver

– Para el archivo del ICQ, publicación en su revista y listado web en “Tabulated, Published ICQ Observations” (http://www.icq.eps.harvard.edu/icqobs.html ), el formato debe ser el completo, explicado en (http://www.icq.eps.harvard.edu/ICQFormat.html), y que puede consultarse en mi página, en http://www.perihelio.org/formaicq.htm).

Solamente se remiten las líneas formateadas de cada estimación, seguidas en su caso por la información descriptiva (no formateada), separadas por líneas en blanco, como en mi ejemplo del fichero adjunto. El mensaje, enviado también como texto, llevaría la misma cabecera y dirección de envío.

Es muy importante respetar el formato de 80 caracteres, creado en su origen para el antiguo “ancho de ficha” informático. En mi caso, y por comodidad, utilizo para el cuerpo del texto del mensaje la fuente Courier, comprobando al viejo estilo (contando …) los 80 caracteres de la primera línea (a lo que uno se acostumbra después de años), y que el resto de campos de las siguientes líneas están alineados (en “columnas”) con la primera. Reconozco que estoy “chapado a la antigua”, prefiriendo comprobar los datos “a mano”, por profesión y personalidad. (Existen en la red algunos programas para “rellenar” el formato ICQ).

Respecto al cómo y cuando el ICQ asigna el código de observador, no recuerdo el lapso transcurrido desde que envié mis primeras medidas al ICQ hasta que me fue asignado el GON05.

Lo que sí conviene recordar, respecto a la “tardanza” del ICQ en varios temas, es que su responsable, Daniel Green, es Director del CBAT (Central Bureau for Astronomical Telegrams) de la Unión Astronómica Internacional, y lleva una considerable carga de trabajo. La página web de estimaciones del ICQ se actualizaba más o menos con periodicidad mensual, e incluso diaria en caso del perihelio de cometas brillantes (como el C/2006 P1), aunque es cierto que en ocasiones (caso de los pasados meses) la actualización no es mensual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: